Las tutorías, escuela de padres y los domingos de labor son una herramienta de carácter vivencial y formativo para ayudar a fortalecer las relaciones de las familias, maestros y escuela, ofreciendo espacios de aprendizaje, reflexión, intercambio de experiencias para mejorar la calidad de vida en casa y en la escuela, fomentando una actitud de solidaridad entre las familias y el jardín y acercarnos al niño.